Pekinés: Descubre la historia y encanto de esta antigua raza canina

monti
monti
Pekinés

El pekinés es una antigua raza canina originaria de Pekín, China. Con una historia de más de 4.000 años, es conocido por su carácter valiente y su pelaje distintivo.

Este pequeño perro, criado en el Palacio Imperial de Pekín, ha sido considerado un símbolo de buena fortuna.

En este artículo, exploraremos su historia, características físicas y cuidados específicos. ¡Descubre todo sobre el encanto del pekinés!

Historia y origen del pekinés

El pekinés es una raza canina de compañía con una historia ancestral que se remonta miles de años atrás.

Originario de la ciudad de Pekín, en China, este pequeño pero valiente perro ha dejado una huella imborrable en la cultura y tradiciones de su país de origen.

El pekinés era ampliamente criado en el Palacio Imperial de Pekín y gozaba de un estatus reverenciado. Los monjes budistas lo consideraban un símbolo sagrado y se le comparaba con los majestuosos leones de Fu.

Además, estaba asociado con la buena fortuna, y el comercio ilegal de estos perros estaba penado con la muerte.

La época de mayor esplendor para los antepasados del pekinés tuvo lugar durante la dinastía Qing en China. Estos perros protegían los templos chinos y eran considerados criaturas especiales y valiosas.

No fue hasta el año 1860, cuando Gran Bretaña conquistó Pekín, que los pekineses llegaron a Occidente.

Cinco de estos preciados perros fueron llevados a Europa como botín de guerra, y uno de ellos, bautizado como Looty, se convirtió en el fundador de la raza pekinés en este continente. Incluso la Reina Victoria de Inglaterra tuvo el privilegio de tenerlo como mascota.

Con más de 4.000 años de antigüedad, el pekinés ha atravesado los siglos conservando su esencia y características únicas que le han convertido en un perro faldero, cariñoso y protector, adorado por muchas personas en todo el mundo.

Características físicas del perro pekinés

El pekinés es un perro de tamaño pequeño, con un peso que oscila entre 3 y 10 kilos y una altura promedio de alrededor de 40 centímetros.

Su apariencia es distintiva y única, con una cabeza voluminosa en relación con su cuerpo delgado. Tiene grandes ojos redondos y oscuros que le dan una expresión dulce y llamativa. Su nariz es chata y ancha, lo que le brinda un aspecto muy característico.

Una de las características más notables del pekinés es su pelaje exuberante y lujoso. Su manto está compuesto por dos capas: un pelaje externo largo y áspero, y una suave y densa lana interna que le proporciona protección contra el frío.

Su pelaje puede variar en colores y patrones, incluyendo blanco, negro, leonado, atigrado y varios tonos de combinaciones.

En cuanto a su estructura corporal, el pekinés tiene un cuerpo compacto y de constitución sólida. Sus patas son cortas y robustas, lo que le da una apariencia casi cuadrada.

Su cola es alta y se curva hacia arriba sobre su espalda. A pesar de su pequeño tamaño, el pekinés se presenta como un perro fuerte y bien proporcionado.

Además de su apariencia física única, el pekinés tiene un temperamento distintivo. Es conocido por ser un perro leal, afectuoso y protector con sus seres queridos.

Aunque sea tranquilo y sereno en el hogar, también puede demostrar valentía y determinación cuando es necesario.

Debido a su temperamento y tamaño, es importante proporcionarle una socialización y entrenamiento adecuados desde temprana edad para asegurar un comportamiento equilibrado.

Cuidados específicos del pekinés

El pekinés es una raza de perro que requiere cuidados especiales para garantizar su bienestar y salud. Aquí te presentamos algunas recomendaciones para cuidar adecuadamente de tu pekinés:

  • Alimentación: Es importante ofrecer a tu pekinés una alimentación equilibrada y nutritiva, adaptada a sus necesidades específicas. Consulta con tu veterinario para determinar la cantidad y frecuencia de las comidas, evitando el exceso de alimentos grasos que puedan afectar a su digestión y peso.
  • Higiene y aseo: Debido a su pelo largo y denso, el pekinés necesita un cepillado diario para evitar la formación de enredos y nudos. Además, se recomienda el baño mensual para mantener su pelaje limpio y saludable. Presta especial atención a la zona de los ojos y pliegues de la piel para prevenir infecciones y acumulación de suciedad.
  • Ejercicio y actividad: Aunque el pekinés es un perro de tamaño pequeño, necesita realizar ejercicio diario para mantenerse físicamente activo. Paseos regulares y juegos en casa son fundamentales para cubrir sus necesidades de actividad. Sin embargo, es importante tener en cuenta su condición física y adaptar la intensidad del ejercicio a sus capacidades.
  • Veterinario y cuidados médicos: El pekinés puede ser propenso a ciertas enfermedades y problemas de salud, por lo que es fundamental llevarlo regularmente al veterinario para realizar revisiones periódicas y vacunaciones necesarias. Además, presta atención a su dentición y asegúrate de mantener una buena higiene dental para prevenir la acumulación de sarro y problemas bucales.
  • Temperatura y protección: Debido a su pelaje abundante, el pekinés puede ser sensible al calor y sufrir golpes de calor. Durante los meses de mayor temperatura, evita exponerlo a ambientes muy calurosos y asegúrate de proporcionarle sombra y agua fresca. En invierno, protege al pekinés de las bajas temperaturas con abrigos adecuados para perros.

Recuerda que cada perro es único, por lo que es importante prestar atención a las necesidades individuales de tu pekinés y brindarle un ambiente seguro, amoroso y lleno de cuidados para que pueda disfrutar de una vida saludable y feliz.

Pinscher Miniatura: La raza canina enérgica y leal que te cautivará

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *